Termitas

Fumigaciones El Fumigador Certificados con el Distintivo de Protección BAYER

Las termitas son insectos sociales de aspecto blanquecino y que viven en el suelo y comen madera. Cuando las vemos, por lo general, al romper un marco de una puerta ya dañado, al romper un tubo de barro de la pared o techo, o al levantar una caja de cartón del suelo, su aspecto es como si granos de arroz salieran corriendo. Solamente en primavera, el aspecto de algunas de ellas es como si fueran alúas u hormigas negras con alas, cuando en realidad se trata de termitas aladas.

 

Termita subterránea, Reticulitermes banyulensis.

 

Se alimentan de la celulosa, que encuentran en la madera o cualquiera de sus derivados

(Papel, cartón, aglomerado, etc...)

 

El termitero suele estar situado en el subsuelo y encontrarse a más de 40 metros del lugar en que se detectan sus señales.

 

Tienen fototropismo negativo (huyen de la luz), por lo que acceden a la madera de les casas (vigas, marcos de puertas y ventanas, zócalos, muebles adosados, etc.…) desde el interior y atravesando muros y paredes. En algunos casos, en paredes muy duras o cuando precisan intercambios de humedad y/o temperatura, salen al exterior de los muros, formando unos túneles característicos, compuestos de arena y excrementos cementados por saliva. (Popularmente conocidas por “lágrimas”).

 

La alimentación del termitero se produce por trofalaxia (estómago social), que consiste en transportar el alimento en el estómago y transmitirlo de un individuo a otro a través la boca-boca o ano-boca. Este comportamiento sirve también para transmitir sustancias (feromonas) que regulan la composición y comportamiento de la comunidad.

 

SINTOMAS DE INFESTACION

 

R. banyulensis no es prolífica en rastros (hace chimeneas o lágrimas) de “barro” pero generalmente de forma escondida (entre elementos de madera y obra, en el interior de techos, en lugares oscuros y húmedos, dentro del yeso, en viviendas abandonadas…). A veces se envalentonan y demuestran su actividad sin tapujos e incluso de forma insistente. Alguna vez, estos rastros pueden colgar del techo. Otras simplemente puede tratarse de un minúsculo agujero en el yeso con un poco de barro. A menudo cuando rompes esos “canales” o grumos de barro, se pueden apreciar pequeños insectos de color claro (son obreras y soldados). A veces los grumos de “barro” son mayores y llenas de insectos oscuros y alados (en zonas particularmente cálidas y húmedas – son los reproductores primarios-)

 

 

lugares oscuros y húmedos, dentro del yeso, en viviendas abandonadas…). A veces se envalentonan y demuestran su actividad sin tapujos e incluso de forma insistente. Alguna vez, estos rastros pueden colgar del techo. Otras simplemente puede tratarse de un minúsculo agujero en el yeso con un poco de barro. A menudo cuando rompes esos “canales” o grumos de barro, se pueden apreciar pequeños insectos de color claro (son obreras y soldados). A veces los grumos de “barro” son mayores y llenas de insectos oscuros y alados (en zonas particularmente cálidas y húmedas – son los reproductores primarios-)

Daños en madera funcional

 

Es muy común encontrarse daños en marcos de puertas y ventanas, parquets y arrimaderos.  Aparentemente  la madera puede parecer sana pero al aplicar una cierta presión se hunde mostrando  un hueco (la parte de la madera devorada  – dejando la madera en forma de finas hojas y una especie de barro seco pegado -). La capa externa ha sido respetada por las termitas para resguardarse de la luz y la falta de humedad. En pavimentos de madera, pueden apreciarse movimientos, cambios de coloración, hinchamiento del barniz o hasta el hundimiento del elemento

Daños en madera estructural

 

Debilitamiento estructural general (aunque no necesariamente motivado por una ataque de termitas), canales de barro en las vigas, huecos en el interior de las vigas (igual que en la madera funcional), destrucción de apoyos de las vigas de madera (la madera puede parecer sana sin signos aparentes y al escarbar el apoyo, se puede detectar un “barro seco elaborado”). Caída de pequeños insectos de color claro, salida de insectos oscuros y alados.

Nosotros tenemos la solución !!!

garrapatas El Fumigador BAYER garrapatas en humanos

Solicite nuestra asesoría para organizar de manera óptima su seguridad en Control de Plagas, personal o la de su empresa.

 

 

Ciudad de México

CDMX - DF

 

Puebla - Morelos

Veracruz - Queretaro

 

Contáctenos:

 
 

C. 55 3668 3438

 

C. 777 137 0676

C. 222 787 2983

 

 

T.(777) 357 1413

 

 

Contacto

Fumigaciones con BAYER por El Fumigador Certificado con el Distintivo de Protección BAYER

 

ATENDEMOS:

CIUDAD DE MEXICO CDMX, MORELOS, PUEBLA, TOLUCA y GUERRERO

 

Teléfonos:
55 36683438 55 36683438

T (777) 3571413

C 777 5213535

 

Correo electrónico

ventas@fumiga.mx

fumigacionbayer@gmail.com




También puede utilizar nuestro formulario de contacto.

Espacios higiénicos confortables y libres de plagas

Casas
Oficinas
Industrias
Jardines
Supermercados
Hospitales, Clinicas y Sanatorios
Hoteles
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© El Fumigador Fumigaciones El Fumigador Certificados con el Distintivo de Protección BAYER Cuernavaca Morelos Ciudad de México